Soy una incomprendida. Alguien raro en un mundo de normales, o la única normal en un mundo de raros. Soy una de esas personas que se pregunta cosas que a la mayoría de la gente le da igual, que concede importancia a algo que los demás ignoran, y que ignora por qué extraño motivo el mundo concede tanta importancia a determinadas cosas. También soy un poco loca, o considerando quizás la proporción en el mundo, ustedes son los locos y no yo.








22 sept. 2010

Todos podemos visualizar nuestro futuro. La realidad es lo que percibimos con nuestros sentidos. No importa si algo es real o no, si lo vemos y creemos en lo que vemos entonces será real. Materializar algo que no existe y volverlo real, ese es el poder de la visualización, visualizar en nuestra mente hasta que parezca real. Y cuando la realidad dista mucho de nuestros deseos hay que concentrarse aún más.El deseo es como una película que se proyecta en nuestra mente. El deseo es muy poderoso y sagaz, siempre encuentra la manera de materializarse. Nuestra realidad de hoy está construida por nuestros pensamientos de ayer. Todo lo que nos pasa, lo que somos, lo que tenemos, existe porque antes lo pensamos.Hay que aceptar nuestra responsabilidad en lo que nos pasa, porque nuestra realidad es la materialización de lo que alguna vez deseamos. El deseo es una fuerza misteriosa. El deseo es energía en movimiento. El deseo propio o ajeno nos obliga a tomar decisiones, a verlo o a ponerle un velo. El deseo es un imán, atraemoslo que visualizamos, lo bueno y lo malo. Porque nadie llega a un lugar si antes no lo deseó. Visualizar, imaginar, desear de corazón y compasión, ESO va configurando nuestra realidad, nos abre el camino,nos da esperanzas. El deseo es el testigo de lo que nos falta, el deseo es la película de la vida que queremos vivir, Depende de cada uno si queremos visualizarla o no.

Archivo del blog

Acerca de mí

Mi foto
¿Yo? Una loca más del montón. Vivo en mi mundo, rodeada de mis amigos y familia. Soy orgullosa, sí, y callo muchísimas cosas que me gustaría decir. Odio la gente hipócrita, falsa. Como cualquier persona tengo mis rayes, pero dentro de todo creo que soy una persona bastante tranquila. Algo romántica, sensible, apasionada, histérica, comprensiva, soñadora, bipolar, tierna, simpática, a veces algo fría. Me gusta leer, escribir para descargarme, salir, caminar. Me encantan los días de lluvia para dormir y mirar por la ventana, experimentar nuevas experiencias, vivir la vida intensamente sin importar lo que digan los demás, simplemente a tu manera. Me gustaría gritarles a las personas ¡Bienvenidos, este es mi mundo! (sepan trato de ser perfecta) así que si te gusta bienvenido sea.